Ácido hialurónico: saber más
10 agosto, 2018
Juventud

Juventud a la mirada

separador2

Sin duda alguna, una de los rasgos que mas jovialidad restan al rostro  es la perdida de juventud en la mirada

Las “patas de gallo”, la caída de la ceja y del párpado, las bolsas, las ojeras juntas o por separado  preocupan a nuestros pacientes. Desde la Medicina Estética podemos ayudar con técnicas punteras y mínimamente invasivas que pueden devolverle vida a la mirada. Estos tratamientos, bien  solos o combinados,  ayudan a revertir en cierta medida, las señales del paso del tiempo en esta área facial.

1. Ultherapy

El Ultherapy es el único procedimiento no quirúrgico aprobado por la FDA como lifting de cejas.

Hasta la aprobación de esta técnica por este organismo Americano, no se podía utilizar el término ” lifting ” para un tratamiento que no implicara cirugía.

En una  sesión anual podemos mejorar, la posición de las cejas, suavizar la profundidad de las patas de gallo y las arrugas del párpado superior, incluso una  retracción de la piel de dicho párpado . En definitiva, ese rejuvenecimiento de la mirada que estamos buscando . Es importante señalar que los resultados, aunque en ocasiones son muy buenos, no son de lifting quirúrgico.

Los efectos  pueden verse desde el momento de su realización , pero en su totalidad no son visibles hasta pasados 4-6 meses.

Aunque Ultherapy no es un tratamiento diseñado inicialmente para tratar las bolsas, ni todos los casos pueden ser tratados con esta técnica,  estamos obteniendo resultados aceptables, atenuando bolsas y ojeras, en pacientes con procesos leves, o moderados que no desean tratamiento quirúrgico. El protocolo establecido en este caso, son 3-4 sesiones en el transcurso del primer año, valorando la respuesta en cada caso

Estamos valorándolo, como tratamiento preventivo de elección, en aquellas pacientes jóvenes con bolsas incipientes y/o antecedentes de las mismas.

2. Toxina botulínica tipo A

El “ Botox” se viene utilizando  en nuestra consulta desde hace mas de una década.  Es el tratamiento de elección para las arrugas secundarias al movimiento de contracción de los músculos alrededor de los ojos, bien como terapia única, o para mejorar los resultados obtenidos con otras técnicas. La toxina puede apoyar el tratamiento con  retinoides, con ultrasonidos focalizados, con Ácido hialurónico o con hilos .  Con toxina, sóla o combinada, podemos conseguir  de una forma muy natural , mejorar el entrecejo y el canto externo del ojo, abriendo la mirada.

Es muy importante la dosificación de este producto, persiguiendo siempre una dosis muy personalizada, evitando anular la mímica facial, “Tan natural que no se note”

3. Materiales de relleno

Utilizaremos materiales de relleno para reposicionar las cejas. Dependiendo del caso a tratar podemos optar por el ácido hialurónico o los inductores de colágeno. Tanto unos como otros nos van a permitir mejorar la forma del arco ciliar y la caída de las cejas . Estas sustancias nos permiten dar soporte tisular y corregir los déficit de volumen que pudieran existir.

4. Hilos con conos bidireccionales

Indicados, entre otros, para elevar las cejas. Los hilos con conos reposicionan el tejido de una forma natural. La combinación de esta técnica con Ultrasonidos Focalizados, en el caso indicado, proporciona unas resultados duraderos y “cuasi quirúrgicos”. Ambas técnicas son inductoras de colágeno, lo que va a suponer una acción regeneradora del tejido de forma gradual.

Cuando hablamos de todo aquello que nos vaya a rejuvenecer y embellecer el ojo no nos podemos olvidar del pelo en cejas y en pestañas. La cosmética médica dispone de tratamientos que ayudan a recuperar y/o aumentar la densidad del pelo perdido.

¿Cómo dar juventud a la mirada?

Concluir, como ya sabemos, que el paso del tiempo es implacable con la armonía y el equilibrio del rostro. Está claro que con la edad los elementos que enmarcan nuestra mirada tienden a descender y dar ese aspecto triste y cansado que queremos corregir.

La elección de una técnica u otra, o  la combinación de las mismas para conseguirlo, va a depender del tipo de paciente, de la edad, de su tipo de piel, grado de envejecimiento de la misma y estilo de vida y hábitos. Factores que debemos controlar. Lo prioritario es siempre un diagnostico certero y disponer y controlar adecuadamente los medios. El objetivo es el poder  ofrecer al paciente el mejor tratamiento para su caso particular, avalado por la comunidad científica y ” a la carta”.

fb_post
ins_post