Nanopore: terapia de inducción de colágeno
10 julio, 2016
De frente a la flacidez
12 agosto, 2016

El escote: el gran olvidado

separador2

Ya llegó el verano, y aquellas zonas de nuestra anatomía que habían permanecido ocultas durante el invierno toman protagonismo. El escote es, junto con el cuello, una de las olvidadas, pero una zona muy favorecedora y que nos gusta lucir.

La piel del escote es mas fina que la de la cara y la grasa de la capa hidrolipídica a este nivel muy pobre, ambos factores le hacen mas sensible al paso del tiempo. Como consecuencia la piel del escote pierde agua mas fácilmente, se deshidrata y marchita, aparececiendo los clásicos signos del envejecimiento, flaccidez, manchas y arrugas.

Llegados a este punto ¿cómo tratamos el escote?

En nuestra consulta hemos diseñado un protocolo de tratamiento médico estético específico para el escote, dicho tratamiento nos está reportando resultados muy satisfactorios. El protocolo difiere si el escote tiene o no alteraciones pigmentarias.

1.- Escote con alteraciones de la pigmentación.- En este caso combinamos en una misma sesión o en sesiones diferentes, siempre que el paciente lo requiera, IPL y cosmeceútica despigmentante como tratamientos específicos para eliminar las manchas y rojeces y unificar el tono de la piel de la zona , y Ultherapy, por ser este el único tratamiento no invasivo con aprobación FDA específico para liftar y mejorar arrugas y líneas de moderadas a severas en el escote.

Los beneficios de esta terapia combinada son ostensibles desde el momento de su realización

En una única sesión, el tratamiento consigue alisar las arrugas del escote y mejorar el tono y la calidad de la piel, al inhibir la producción de melanina, aumentar la renovación celular y estimular la síntesis de nuevo colágeno y elastina.

2.- Escote fotoenvejecido sin alteraciones pigmentarias.- En este caso y dependiendo del paciente y del grado de envejecimiento de la piel, tratamos el escote con Ultherapy o con Hilos PDO finos, en terapia única o combinada. El tratamiento es minimamente invasivo y los resultados, bajo nuestro punto de vista, muy satisfactorios.

El resultado es natural y se evidencia desde el momento de su realización, siendo óptimo a los tres- cuatro meses cuando se ha producido la síntesis de nuevo colágeno. El candidato ideal para este tratamiento es un paciente con signos de envejecimiento en escote de moderados a severos, no obstante, cualquier paciente que quiera mejorar el aspecto de su escote puede recurrir a esta técnica minimamente invasiva. Es un tratamiento que puede hacerse a medio día y seguir el ritmo de trabajo sin que nadie lo note.

Los resultados varían de un paciente a otro y van a depender del grosor y la calidad de la piel, así como de la edad, estilo de vida y hábitos. En cualquier caso, un buen diagnóstico medico estético y la elección de la técnica adecuada, bien sola o combinada, predicen un buen resultado.
fb_post
ins_post