El escote: el gran olvidado
29 julio, 2016
Cómo cuidar nuestros 50´s
26 agosto, 2016

De frente a la flacidez

separador2

La flaccidez cutánea facial es uno de los motivos más frecuentes de consulta medico estética. Por encima de que existan o no arrugas, lo que más envejece unas facciones es la perdida de volumen, la laxitud y la falta de tono. Los pacientes vienen preguntando por como pueden recuperar la tersura perdida, pero exigen resultados naturales y discretos, conseguir una mejora sutil, pero eficaz, “ el tan natural que no se note” tantas veces repetido.

Ultima tecnología, avalada científicamente al servicio de nuestros pacientes

La flaccidez facial suele empezar a hacerse presente a partir de los 40 años, para ser evidente en la década posterior. Tratarla adecuadamente, arquitectando y cimentando la piel desde dentro, no es tarea fácil. En los primeros estadios, con flaccidez incipiente, los tratamientos empleados son los menos invasivos, en los casos mas severos suele ser necesario combinar varios tratamientos.

Como técnicas que incrementan la temperatura en consulta tratamos a nuestros pacientes con , Ultherapy y radiofrecuencia. Uno u otro, dependiendo del caso a tratar y en ocasiones combinamos ambos ya que complementan sus acciones.

1- Ultherapy.- Energia de US focalizados. Es el tratamiento medico estético no invasivo mas potente que existe hoy día para tratar la flaccidez. El calentamiento que provocan los US en las capas profundas de la piel es capaz, por una parte, de iniciar la neocolagenosis y por otra , al llegar a capas profundas, provoca contracción del SMAS creando un efecto de levantamiento.

2- Radiofrecuencia ACCENT.- La energía de radiofreciencia provoca un calentamiento en la capa superficial y media de la piel, la temperatura alcanzada por esta técnica provoca discreta síntesis de colágeno y contracción de las fibras elásticas en la dermis.

Ambos sistemas actúan en sinergia y están avalados por estudios cientificos. Se ha probado un aumento en la producción de colágeno y demostrado aumento de los tipo I y III tras el tratamiento

¿Qué beneficios aportan?

  • En manos experimentadas son técnicas seguras.
  • Cientificamente probadas y avaladas por la FDA.
  • En una única sesión nos permite tratar toda la superficie facial, cuello y escote.
  • El paciente puede incorporarse a su ritmo habitual de forma inmediata. Nadie notará su tratamiento.
  • El tratamiento continúa su mejoría desde su realización hasta los 4-6 meses posteriores.
  • En los casos en los cuales el facultativo así lo decida, estos tratamientos pueden ser combinados con otras técnicas inductoras de colágeno, como la Hidroxiapatita cálcica o los hilos de PDO, en nuestro casuística.

La elección de un tratamiento u otro está sujeta a la valoración médica cualificada y dependerá, de las características del paciente, edad, hábitos, tipo de piel, grado de flaccidez y antecedentes médicos

fb_post
ins_post