¿Es oro todo lo que reluce?
20 abril, 2015
Déjate llevar
6 junio, 2015

Las cosas buenas ocurren a aquellos que saben esperar

separador2

 

Saber valorarnos tal y como somos, apreciar lo que tenemos, sacándole y sacándonos el máximo partido, es una tarea difícil de llevar. La tarea de toda una vida. Aceptar nuestros defectos, nuestras debilidades deberían ser los grandes bastones que nos ayuden en el camino hacia una vida feliz y propia.

De la misma forma que podemos adaptar el bastón a nuestra altura o a nuestro modo de caminar al suplir, por ejemplo, una discapacidad, también podemos hacer que nuestro aspecto sincronice con el modo personal de vivir la vida. Lo cual no significa que debamos remodelar de nuevo todo el bastón, modificarlo radicalmente.

La verdadera belleza de las cosas está en los detalles, en los cambios sutiles y delicados. Aquellos en los que se aprecie la mejora, un misterioso resultado sobre el qué y el cómo.
No es fácil determinar los límites a la hora de querer mejorar, por eso es tan importante acudir a profesionales especializados.

Son ellos los expertos, los que conocen la diferencia entre lo estético y lo meramente antinatural.

Un buen profesional es aquel que pone conocimientos y aptitudes al servicio del paciente; aquel que escucha sus deseos y expectativas y aconsejando con rigor y respeto para alcanzar su objetivo. Aquel que es capaz de transformar un ojo que pone de manifiesto el paso del tiempo, en una mirada limpia y brillante; unos labios arrugados en una sonrisa dispuesta a comerse el mundo de nuevo.

Que el espejo nos devuelva una imagen segura, fuerte y llena de vida, independiente de la edad, puede consistir simplemente en el ligero levantamiento de la cola de la ceja, el marcado perfil del labio superior, la eliminación de esas odiosas manchas de la juventud o la correcta hidratación de una piel grasa.

Pequeños tratamientos/cambios que pueden resultar ser un gran alivio para la persona que se somete a ellos.

Todo en exceso es malo y toda práctica médica en manos inexpertas puede convertirse en un error. Pero si somos conscientes y sabemos lo que queremos, sin abusar, todo aquello que nos permita mejorar tanto física como mentalmente, ayudará en la búsqueda de una vida feliz y si nosotros somos felices en nosotros, con nuestro aspecto y nuestra vida, podremos transmitir alegría y buenas vibraciones a las personas que nos rodean. Estando bien con nosotros mismos, el sol brilla más fuerte entre las nubes de lluvia.

Bienvenidos a este sencillo blog , en el que pretendo exponer ideas personales de Salud y Belleza, junto con posts enfocados en la Medicina Estética y comentarios sobre las últimas noticias que traten temas similares. Son muchos los modos de enfocar y de entender la salud y la belleza, ni mejores ni peores, simplemente diferentes.
Mi objetivo con este blog es poner de manifiesto aquellas prácticas que a lo largo de mi vida me han resultado útiles y que creo, pueden guiar o mejor, orientar a todas aquellas personas preocupadas por su salud y su belleza interior y exterior, conceptos plenamente compenetrados.

 

Escrito por Ángela Ruiz

fb_post
ins_post