La piel, una gran desconocida necesitada de cuidados
20 junio, 2015
Irradiando belleza
14 agosto, 2015

Personas lindas

separador2

 

Soy de la clase de gente que va con un cuaderno y un bolígrafo siempre en el bolso, en busca de frases motivadoras, anécdotas que merezcan ser recordadas, refranes e historias.
Hace bien poco leí esta reflexión en una página de Internet y me pareció enorme en su sencillez: “El amor propio es algo que te inspira y te hace sonreír a pesar de lo que te suceda, porque confías en ti misma y sabes que siempre saldrás adelante”, dispuestas a demostrar todo lo que llevamos dentro y una gran sonrisa iluminando nuestro rostro.
Lo sabemos, todo el mundo lo sabe: lo verdaderamente bello es lo que hay en nuestro interior. Pero ser uno mismo y creer en ello es muy duro y requiere mucho valor.
Por eso, nos pasamos muchas horas muertas leyendo tips para mejorar nuestro aspecto.
Dietas, consejos sobre cómo aplicar tal o cual base de maquillaje para que evitar que se vaya, qué tipo de ropa se adapta mejor a mi cuerpo en diávolo.
Es más fácil dejar que otros nos digan que es lo que debemos hacer para dar a conocer nuestro mejor yo, con aspectos generales y sinceramente, algo frívolos.
Porque nos da miedo sacar nuestro interior, nos da miedo ser rechazos al mostrarnos tal y como somos.
Pero, ¿sabes qué? La gente que nos quiere nos respeta cuando defendemos, con sabia humildad, nuestras ideas.
Nos ven más guapas al reír, sin importar lo extraña que sea, inadaptada al canon establecido porque si es profunda y es de verdad, enamora.
La sencillez, sin florituras, sin pomposidades ni ornamentos, engancha y la gente agradece encontrar personas reales, contentas con sus virtudes y dispuestas aprender de sus defectos, que no intentan aparentar algo que no son.
Naturalidad, confianza y sonrisas. Es la apuesta ganadora.

 

fb_post
ins_post